Feria Virtual

Ferias virtuales, cuidando el medio ambiente

Pabellones virtuales ilimitados

Los módulos de los pabellones son flexibles, puedes utilizar tantos como expositores tengas e ir aumentándolos si la feria tiene ampliaciones del número de empresas.

Con la plataforma virtual no tendrás ningún problema de falta de espacio como a veces puede ocurrir con las ferias presenciales, en las que se cuenta con un espacio limitado. En este caso no necesitas cerrar el número exacto de empresas con tiempo de antelación ya que siempre podrás contar con uno o varios pabellones más. De esta manera dispondrás de flexibilidad para aumentar los expositores y no tener que decirles que contarás con ellos para la próxima cita ferial por falta de espacio.

Es una de las ventajas de ser virtuales.

Adaptabilidad

La plataforma te ofrece diferentes tipos de pabellones, estructurados en su interior como desees, puedes contar para configurar el pabellón con todos los stands que le corresponden o ponerles menos si así le conviene.

La adaptabilidad es el punto fuerte ya que nos permite modificar lo que queramos, desde cambiar los nombres (¡la rotulación es virtual!), moverlos en el orden que queramos, generar tanto como necesitemos o dejar por ejemplo uno de ellos montado con todos sus expositores en espera del pago y que no sea visible hasta el momento de la confirmación.

Es otra de las ventajas de ser virtuales.